7 motivos por los que son importantes las clases de inglés para niños

By 31 mayo 2018 Sin categoría No Comments
clases de ingles para niños

¿Cuándo es bueno que los niños comiencen a ir a clases de inglés? Según los expertos es bueno que empiecen a hacerlo desde edades tempranas, ya que tienen una serie de ventajas que desaparecen al hacerse adultos. Te contamos a continuación por qué son importantes las clases de inglés para niños.

Los padres están continuamente pensando en qué es lo mejor para sus hijos (como es normal), y el aprendizaje del inglés es algo en lo que tarde o temprano tendrán deben tomar una decisión. Las clases en el colegio no suelen ser suficiente para tener un nivel aceptable del idioma, por lo que llevarlos a una academia especializada en este tipo de educación es la idea perfecta. Os damos 7 motivos:

El inglés es necesario hoy en día

El inglés es el idioma principal para desenvolverse fuera (e incluso dentro) de España, ya sea por motivos de ocio o de trabajo. Seguramente, dentro de unos años, cuando tu hijo sea mayor necesitará tener un nivel alto hablado y escrito. Esto le abrirá muchas puertas en el futuro, como conseguir un trabajo o saber comunicarse en el extranjero.

Aprenden de forma divertida

La forma de enseñar inglés a los niños es diferente a la de los adultos. Normalmente se hace con juegos, canciones e historias,  es decir, con tipos de contenido que están más adaptados a su edad. Así, los niños no ven las clases como una obligación aburrida, sino que es otra forma más de divertirse y pasarlo bien mientras aprenden inglés.

Mejoran su conversación

Es importante considerar métodos especializados que se centren en reforzar la comunicación oral, ya que es un aspecto al que se le suele prestar menos atención en los colegios debido a la gran cantidad de alumnos. Con grupos reducidos de alumnos y una atención más personalizada del profesor, se consiguen grandes progresos de los niños en su expresión oral del inglés.

clases de ingles para niños

Ganan confianza

Uno de los inconvenientes a la hora de aprender un nuevo idioma es la falta de confianza en uno mismo. Cometer errores o no pronunciar correctamente son algunas cuestiones que al principio asustan. Con el paso del tiempo y la práctica, este miedo acaba desapareciendo y los niños ganarán una confianza y un refuerzo en la autoestima que les beneficiará en muchos otros aspectos de la vida.

Les ayuda a abrir la mente

Aprender un nuevo idioma es sinónimo de adquirir cultura, más allá de sus beneficios más tangibles como tener un futuro laboral más prometedor que también son igual de válidos. Así, los niños comienzan a conocer cómo piensan otras personas y la existencia de gente diferente a ellos, algo muy beneficios para tener una mente más abierta cuando sean adultos como parte del desarrollo de su inteligencia emocional.

Mejora sus habilidades de multitarea

Los niños que conocen bien varios idiomas tienen la habilidad de cambiar entre ambos sistemas de escritura y de habla, en definitiva, cambiar de estructuras de pensamiento. Esta capacidad, según un estudio de la Universidad de Pensilvania, los hace mucho mejores a la hora de realizar varias tareas a la vez.

Aumenta su rendimiento académico

El estudio en academias del inglés evidentemente tendrá repercusión en sus notas del colegio, pero no sólo en esa asignatura en concreto. Aprender un segundo idioma también ayuda a mejorar el pensamiento crítico, las habilidades para resolver problemas y la flexibilidad mental. Todo esto tiene como resultado un rendimiento académico mejor.

En conclusión, las clases de inglés para niños son muy importantes y no son únicamente beneficiosas para aprender el idioma, sino que repercute en muchas otras cosas que tendrán un efecto muy positivo en el desarrollo de tus hijos.